Red Bull apuesta por el marketing y los demás siguen su estela

Con Felix Baumgartner hemos vivido un momento emocionante, de los que recordaremos siempre por haberlo visto con mucha expectación. Y de eso, se encargó una de las mejores marcas en hacerlo, Red Bull. El gigante de las bebidas energéticas, invierte el 25% de su presupuesto en Marketing (cosa que muy pocas empresas hacen, y que deberían aprender). A diferencia de muchas empresas, no invierte en enfatizar sus ventajas como producto, sino en potencia la imagen de marca.

De esta manera, ha conseguido estar presente en todas las televisiones del mundo y no con publicidad, sino invirtiendo en deporte. Hace años, Red Bull apostó por patrocinar deportes extremos,  ligando de esta manera la imagen de marca con “aventura, riesgo, superación…”.

Es cierto que, con deportes tan minoritarios la repercusión de manera unitaria es bastante limitada, pero la suma de todos los impactos es espectacular: Fórmula 1, mountain bike, windsurf, wakeboard, skate, paracaidismo, escalada o esquí extremo entre otros. El hecho de haberse aliado con estos deportes no es casualidad. Sin perder de vista el objetivo de toda empresa, vender, Red Bull utiliza los valores deportivos para llegar a su target (público objetivo), es decir, jóvenes con intereses hacia estos deportes. De este modo, consigue que toda actividad de riesgo, donde aparezca o no la imagen de Red Bull, se asocie a la marca.

Gracias a la inversión que hace en eventos deportivos minoritarios, hemos podido ver una pista de BMX dentro de una estación de metro,  un circuito de wakeboard en la Ciudad de las Artes, y el último reto, el de “Red Bull Stratos”. Que no solo fue una proeza deportiva y científica, batiendo 3 récords ( caída libre desde 39 kilómetros de altura, vuelo más alto en globo tripulado, primer humano en romper la barrera del sonido sin un vehículo a motor), sino también una proeza en la creación de marca, ya que esta acción le ha generado unos ingresos de 100 millones de euros.

Pero lo curioso de todos esto, es como los creativos de todas las marcas están al acecho de oportunidades únicas como esta. Es el caso de Kit Kat (Nestlé), que envió un globo equipado con una cámara al espacio para “regalar” al saltador una chocolatina Kit Kat. Finalmente, la chocolatina alcanzó una altura de 35,5 kilómetros, quedándose sólo 3,5 por debajo de Baumgartner. El “gag” publicitario de Nestlé,  se propagó rápidamente en las redes sociales utilizando el hashtag #BreakfromGravity. Y es que el objetivo de Nestlé no era otro que Baumgartner pudiera tomarse un respiro de la gravedad con una chocolatina Kit Kat, famosa por el eslogan de “Tómate un respiro, tómate un Kit Kat”.

O el caso de Google (a menos eso es lo que se comenta por la red) que se planteó realizar unas gafas “futuristas” para que las llevara Félix, y así todo el mundo pudiera ver en tiempo real lo que estaba viendo el a través del Canal de Google. Qué mareo…pero hubiera sido la leche!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mk Deportivo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s